El árbol del encuentro

Decides parar tras una larga caminata en “El árbol del encuentro”. Lástima de árbol viejo y seco ¿Nadie pudo regar el lugar, viendo que la sequía cada vez era más fuerte? Para estar así, mejor talarlo y usar su tronco para hacer una hoguera. ¿Y las piedras? Los que han pasado por aquí antes no … Sigue leyendo

Perdón

Hace ya un tiempo que sus únicos compañeros eran el resentimiento y el rencor. Con ellos, recorrió largas distancias sin disfrutar de los bellos paisajes que ante sus ojos se mostraban. El peso de la rabia contenida, sumado a la sensación constante de ser culpable de todo, llevó a nuestro guerrero a buscar cobijo en … Sigue leyendo

Querido miedo

Caminé por lugares iluminados, pues solías merodear en los parajes oscuros. Me cercioré de cada paso que daba, pues sabía tu habilidad para esconderte en falsas baldosas. Busqué la manera de ir siempre acompañado, sabía de tu preferencia por los aventureros solitarios. Dejé de hacer, para evitar encontrarte. Dejé de amar, para no sentirme vencido … Sigue leyendo

Vencido. Tristeza.

Caminos de plata recorren tus mejillas. Sonrojadas en otro tiempo, hoy dibujan el surco de la humedad constante. Llanto desconsolado que provoca el charco salado que moja los zapatos, caminantes en otro tiempo de senderos que llevaban a lugares de encuentro. Pensamientos cansados que giran en un único sentido. Dirección descendente que lleva tu autoestima … Sigue leyendo

Mi yo futuro

Querida hija: Puede que dentro de unos años, decidas navegar por éste blog. Puede que, si lo haces, te recorran sentimientos de indiferencia, lejanía y distancia. Son muchos los años que nos separan, aunque creo que la manera que ambos tenemos de vivir, nos acerca y salva lo que un calendario marca. Quizás, leas diferentes … Sigue leyendo

Abraza a tu niño

Tu dedo recorre la silueta que aparece en la ventanilla de devoluciones. Mano temblorosa que lentamente descubre una vida entera. Dibujo que envejece de la misma manera que lo hace el cuero. Mirada que atraviesa la situación vergonzosa de enfrentarse a lo que hay. Surcos que cuentan la experiencia de un tiempo pasado, de momentos … Sigue leyendo

Me quiero

Pensé que era muy pequeño para empezar a completar un álbum. Mi primer álbum. Ese que me diste a las pocas horas de nacer. Torpemente pasaba las hojas en las que aparecían recuadros vacíos esperando a ser tapados con el cromo correspondiente. Siempre tuve curiosidad por saber qué colección me había tocado hacer: ¿Coches clásicos? … Sigue leyendo

Reflexión, sin más.

Tú. Yo. Dos. Para ellos, simplemente uno. Para él, somos todos. Tú. Yo. Desconocidos. Tú. Yo. Frente a frente. Invisibles. Tú. Yo. Presentes. Perdidos. Tú. Yo. Miradas fijas que lentamente descubren lo oculto. Tú. Yo. Para ellos, sin nada. Para nosotros, con todo. Tú. Yo. Encuentro postergado. Sin prisas. Tú. Yo. Grande. Pequeño. Tú. Yo. … Sigue leyendo

Me tiendes la mano y la vistes de “ayuda”

Buscas la manera de hacerme entender que en tus brazos seré mecido hasta alcanzar la calma y quietud precisa que adormezca mi intelecto. Me avasallas con tu experiencia adquirida no sé muy bien dónde y cómo. Marcas las baldosas por las cuáles decides debo caminar, obligándome a no pisar entre las juntas blancas que las … Sigue leyendo

No busques la felicidad. Eso ya lo tienes.

Lentamente el horizonte se acerca. Tu mirada perdida en esos recuerdos mezclados sin orden y regla. Arrugas deseosas de una mano que hoy ya no está. El tiempo se descolgó de tu muñeca. Pasado difícil de recordar. Futuro cercano. Presente vivido. Parte final de un libro, que resiste a cerrar la bibliografía. Aprovechas, cada día, … Sigue leyendo