Mi yo futuro

Querida hija: Puede que dentro de unos años, decidas navegar por éste blog. Puede que, si lo haces, te recorran sentimientos de indiferencia, lejanía y distancia. Son muchos los años que nos separan, aunque creo que la manera que ambos tenemos de vivir, nos acerca y salva lo que un calendario marca. Quizás, leas diferentes … Sigue leyendo

Me tiendes la mano y la vistes de “ayuda”

Buscas la manera de hacerme entender que en tus brazos seré mecido hasta alcanzar la calma y quietud precisa que adormezca mi intelecto. Me avasallas con tu experiencia adquirida no sé muy bien dónde y cómo. Marcas las baldosas por las cuáles decides debo caminar, obligándome a no pisar entre las juntas blancas que las … Sigue leyendo

No busques la felicidad. Eso ya lo tienes.

Lentamente el horizonte se acerca. Tu mirada perdida en esos recuerdos mezclados sin orden y regla. Arrugas deseosas de una mano que hoy ya no está. El tiempo se descolgó de tu muñeca. Pasado difícil de recordar. Futuro cercano. Presente vivido. Parte final de un libro, que resiste a cerrar la bibliografía. Aprovechas, cada día, … Sigue leyendo

La decisión de sufrir o no, está en tus manos

Toma un papel en blanco y empieza a escribir en él todo aquello que te genera estrés. No tengas prisa. Piensa bien y tómate el tiempo necesario para reflejar en el papel todas aquellas cosas que te llevan a vivir en un estado de nerviosismo, inquietud, temblor de manos, sudoración, insomnio, mareo, respiración rápida, ¿sigo? … Sigue leyendo

Deja la vida en paz

Quieres que todo lo que gira a tu alrededor, siga el compás de la música que acompaña tu vida. Nada te alegra más, que sentir la seda que te envuelve, esa que acaricia tu tranquilidad y ahuyenta tus temores, tus miedos. Sueñas con ver que el más grande de los océanos se convierte en una … Sigue leyendo

Hoy sonrío ante…

Hoy sonrío ante la libertad que algunos se toman para juzgar los comportamientos de terceros. Diagnóstico rápido sin chequear nada.  El ego del conocimiento les da vía libre para juzgar lo que desconocen. Sin acoger;  sin arropar y por supuesto sin escuchar. Personajes vestidos de humildes, cabalgan a lomos de la prepotencia y se auto-proclaman … Sigue leyendo

El apego nos lleva a la infelicidad

Sientes un escalofrío recorriendo tu espalda. Tus ojos se llenan de lágrimas al descubrir años perdidos de búsqueda. El engaño aparece ante ti. Sin más, sin vestimentas que decoren la dureza de una realidad creada sobre una gran mentira. Años de deseos realizados y peldaños conquistados. Convencido de las palabras dichas por aquellos que te … Sigue leyendo