Difícil vs. imposible

Levantas la mirada y observas que el muro sigue intacto. El cansancio va apareciendo. Buscas un atajo que te permita, evitar la tarea de enfrentarte ante aquello que obstaculiza tu caminar. Las fuerzas son las justas. Decides sentarte en el banco del encuentro. Tomas aliento mientras mentalmente, enumeras las paredes anteriormente superadas. No tienes dedos … Sigue leyendo

Tu peor enemigo, tú mismo

Mirada, entre cortinas, vigilante del enemigo que causa tu bloqueo. Culpables echados al azar que tranquilicen tu neurótica responsabilidad de lo que debería ser hecho y nunca se realiza. Te rodeas de una muralla con grandes ventanales permitiendo pasar al que viene a no hacer. Reloj parado en la hora futura del mañana, complementan tu … Sigue leyendo

Reflexión, sin más.

Tú. Yo. Dos. Para ellos, simplemente uno. Para él, somos todos. Tú. Yo. Desconocidos. Tú. Yo. Frente a frente. Invisibles. Tú. Yo. Presentes. Perdidos. Tú. Yo. Miradas fijas que lentamente descubren lo oculto. Tú. Yo. Para ellos, sin nada. Para nosotros, con todo. Tú. Yo. Encuentro postergado. Sin prisas. Tú. Yo. Grande. Pequeño. Tú. Yo. … Sigue leyendo

Buscando el origen

Cierras los ojos y buscas el inicio exacto del problema que hoy tienes ante ti. Silencio, atención absoluta a la hora de revolver entre recuerdos desordenados. Dedos acusadores se mueven sigilosamente por unos pensamientos archivados de aquella manera. Sientes, ayudando a lo que la mente no es capaz de encontrar. Revives emociones que den valor … Sigue leyendo

Me tiendes la mano y la vistes de “ayuda”

Buscas la manera de hacerme entender que en tus brazos seré mecido hasta alcanzar la calma y quietud precisa que adormezca mi intelecto. Me avasallas con tu experiencia adquirida no sé muy bien dónde y cómo. Marcas las baldosas por las cuáles decides debo caminar, obligándome a no pisar entre las juntas blancas que las … Sigue leyendo

No busques la felicidad. Eso ya lo tienes.

Lentamente el horizonte se acerca. Tu mirada perdida en esos recuerdos mezclados sin orden y regla. Arrugas deseosas de una mano que hoy ya no está. El tiempo se descolgó de tu muñeca. Pasado difícil de recordar. Futuro cercano. Presente vivido. Parte final de un libro, que resiste a cerrar la bibliografía. Aprovechas, cada día, … Sigue leyendo

En el apego por la diferencia, venció la separación

“Sé sincero contigo mismo, y ello seguirá, como la noche al día, que no puedas ser falso con ningún hombre” (William Shakespeare) Luces tus mejores vestimentas para interpretar los diferentes papeles que hoy te tocan. Dependiendo del escenario que pisas maquillas, veloz y a la perfección, un rostro silencioso, respetuoso con tu decisión de entregarte … Sigue leyendo

Hoy sonrío ante…

Hoy sonrío ante la libertad que algunos se toman para juzgar los comportamientos de terceros. Diagnóstico rápido sin chequear nada.  El ego del conocimiento les da vía libre para juzgar lo que desconocen. Sin acoger;  sin arropar y por supuesto sin escuchar. Personajes vestidos de humildes, cabalgan a lomos de la prepotencia y se auto-proclaman … Sigue leyendo

El apego nos lleva a la infelicidad

Sientes un escalofrío recorriendo tu espalda. Tus ojos se llenan de lágrimas al descubrir años perdidos de búsqueda. El engaño aparece ante ti. Sin más, sin vestimentas que decoren la dureza de una realidad creada sobre una gran mentira. Años de deseos realizados y peldaños conquistados. Convencido de las palabras dichas por aquellos que te … Sigue leyendo

Yo solo pedí que me enseñaras a vivir

Me daba igual con qué mano debía tomar el cubierto, cuando mi objetivo era comer con las manos. Me daba igual si en el plato ponías cerdo o pollo, para mí todo era chicha. Me daba igual que me forzaras a escribir con la derecha, cuando lo que ansiaba era poder garabatearte en un papel … Sigue leyendo